top of page

Padres seguros, hijos seguros

Actualizado: 14 dic 2022

La "confianza en uno mismo" es una de las habilidades más importantes para la vida. Es a través de esta que podemos reconocer nuestro valor y bondad innata, a pesar de nuestros errores.


Como padres, podemos hacer mucho para ayudar a nuestros hijos a sentirse seguros y confiados; pero primero, debemos confiar en nosotros mismos y en que tenemos lo necesario para sacar nuestra mejor versión. De esta forma, podremos ser ese ejemplo que les inspirará a hacer lo mismo.


¿Cómo podemos aumentar la confianza en nosotros mismos y en nuestros hijos? Te muestro cuatro formas para comenzar:


1. Verifica tus pensamientos.


Nuestros pensamientos afectan nuestros sentimientos y la forma en que nos sentimos con nuestro cuerpo. Pregúntate si lo que piensas en este momento sobre ti, es útil para tu bienestar. Cuanto más practiques ser consciente de tus pensamientos, más confianza tendrás en ti mismo y, eventualmente, podrás compartir esa confianza con los demás.


2. Pregúntate si estás siendo un buen ejemplo para tus hijos.


Lo que sientes por ti mismo (fortalezas y debilidades) afecta tu estado de ánimo y la energía a tu alrededor. ¿Estás trabajando para ser bueno contigo mismo y aceptar tus limitaciones? ¿Presionas demasiado cuando podrías ser más paciente y aceptar? ¿Estás modelando el tipo de comportamiento que deseas ver en tus hijos? ¿Eres duro contigo mismo, haciendo comentarios sobre tu persona y tu apariencia externa que podrían dar mal ejemplo? Trabaja por ser más consciente de ti mismo y tenerte más compasión.


3. Respeta el proceso de tus hijos.


A medida que tus hijos se esfuerzan por cumplir y responder a las presiones de su alrededor, ¿tus comentarios y acciones son de apoyo o aumentan el estrés? ¿estás tratando de forzar un cierto resultado para sentir que has tenido éxito con tus hijos? Toma en cuenta que cada persona responde de forma diferente y en un tiempo determinado, confía en que tus hijos están viviendo su propio proceso y no trates de acelerarlo al tiempo en que tu quisieras que sucediera.


4. Confía y ten empatía.


Las necesidades de tus hijos son importantes; pasar más tiempo con ellos, escuchar lo que están compartiendo, mostrar interés y preocupación les ayudará. Sobre todo, ellos necesitan que les des la confianza en que pueden lograr lo que se proponen. Sí tu confías en ellos, ellos aprenderán a confiar en su capacidad y valor.


La vida está llena de sorpresas y desafíos. Tenemos lo que se necesita para vivirlo, especialmente cuando nos abrimos a ser conscientes. Practica la confianza día a día, te aseguro que verás grandes cambios en tu familia.


Elaborado por: María Linares




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page