top of page

Manejo de juez interno

Alguna vez te has preguntado ¿Esto que hago, es bueno? ¿Y si me estoy equivocando, no estoy haciendo las cosas bien? O ¿alguna vez dijiste: No haré esto porque no es correcto y me pueden juzgar o pensar que soy una mala persona', si es así te invito a que sigas leyendo este artículo.


Un juicio es una valoración u opinión que una persona hace acerca de algo o alguien con una clasificación de bueno o malo, verdadero o falso, correcto o incorrecto, todo esto con base en las creencias, experiencias y valores de cada persona. Es así como entonces una persona al nacer se desarrolla en un determinado contexto moldeando la personalidad y con esto la forma de percibir el mundo, al otro y a uno mismo.

Una vez dada esta explicación, puedes entender de donde provienen los juicios y cómo es que estos se forman dependiendo de la crianza, las creencias y el entorno en el que vive cada persona, pero ¿Cómo manejarlos?


  • Primero es importante que tengas claro de dónde vienen, es decir, si vienen desde la exigencia del “deber ser”.

  • Definir ante estos juicios ¿Cuáles son los pensamientos que tengo y que están generando en mí?, por ejemplo, decir “Es que yo tengo que tomar este proyecto porque si no significa que no estoy triunfando profesionalmente, y que no estoy teniendo éxito”

  • Finalmente cuestionarte ¿Qué me ocurre cuando me siento así? ¿De qué manera me afecta? Y posteriormente llevarlo poco a poco a la consciencia.


Es para nosotros importante recordarte que el problema no radica en tener juicios acompañados de pensamientos y sentimientos negativos si no el modo en el que reaccionas ante ellos y como es que esto puede volverse un factor de auto-sabotaje en la realización de metas o proyectos que te hagan feliz.



Photo by Spencer Selover from Pexels

Comments


bottom of page