top of page

Confianza para la toma de decisiones

¿Cuántas veces has sentido que no sabes por donde empezar para tomar una decisión? O te preguntas ¿Tome el camino correcto? ¿Y si me equivoco? ¿Y si no me gusta lo que voy a obtener?


En realidad, son pensamientos que se pueden experimentar constantemente dada la incertidumbre que provocan las decisiones y que estos no solo aparecen cuando una decisión es difícil o fácil, sino que conlleva todo un proceso cognitivo bastante complejo.


Decidir puede parecer algunas veces enredado; una persona que se dedica a reclutar personal y contratarlo para una empresa debe decidir quienes son las personas más aptas para el puesto que se está solicitando, en contra parte una decisión más sencilla sería posiblemente elegir que desayunar el día de hoy, o escoger entre un helado o una paleta y esto no elimina que sea una decisión.


Existen elecciones de diversos tipos, algunas pueden ser ocasionales y otras se presentan de manera diaria, otras se dan de manera personal y otras dentro del ámbito laboral/profesional.


Cada una de estas elecciones tiene un impacto de acuerdo con las consecuencias que estas se generen al momento de elegir entre diferentes alternativas, es importante tener en cuenta que cada una de las opciones que se presenten conlleva consecuencias y estas no son buenas ni malas, darles una connotación positiva o negativa llega a ser contraproducente al momento de decidir, por ello simplemente elige la que vaya acorde con tus metas, con tus deseos, con tus valores y sobre todo que alimente tu bienestar.


Las pautas que te recomendamos tener en cuenta para la planificación de una decisión son las siguientes:

  • Define el problema o la situación que se te presentó

  • Genera alternativas, sin juzgar y abre tu mente

  • Prevé las posibles consecuencias sin asignarles una connotación positiva o negativa

  • Reconoce cuál es la mejor opción de acuerdo con tus deseos

  • Elabora un plan de acción y ¡Ponlo en marcha!

Van a existir situaciones que no te permitirán planificar y tendrás que decidir de manera inmediata, no hay manuales que describan paso a paso como debe de ser una toma de decisiones “perfecta” ni que todas las consecuencias que tengas al momento de elegir siempre sean “ideales o correctas”, y eso es lo que hace enriquecedor la experiencia de aprendizaje y crecimiento personal. Recuerda que cada experiencia es diferente y cada uno las vive de acuerdo con su historia de vida y experiencias previas.



Photo by Monstera from Pexels


Comments


bottom of page