top of page

¿Ejercicio durante la recuperación de un TCA?

Pensar en ejercicio, en muchas de las ocasiones nos lleva a pensar en un estilo de vida saludable y alguien que cuida de su cuerpo, sin embargo, es importante saber que hay muchas otras personas que tienen una mala relación con el ejercicio e incluso dañan su salud a través de él.


Pero, ¿Cómo se ve una mala relación con el ejercicio? Para muchas pacientes (y no pacientes), el ejercicio es ese momento que les ayuda a calmar la culpa por haber “comido de más”. Es hacer extra en tiempo o intensidad para permitirse comer “alimentos prohibidos”. Es levantarse en las madrugadas a hacer series por miedo a que suba el número en la báscula y así calmar la ansiedad o dejar de ir a un evento por entrenar.


Por tal motivo, es de suma importancia que, así como se trabaja la relación con la comida y el cuerpo en los tratamientos de un TCA, también se trabaje en la relación con el ejercicio, buscando que se convierta en un espacio de goce, disfrute y placer, donde al igual que en la comida, las reglas no deben de ser rígidas y no se hace por quemar calorías o por calmar la culpa y/o la ansiedad. Es dejar de vincular el ejercicio con la comida. Un camino difícil de recorrer.


El ejercicio no es forzosamente algo que se quite o ponga de manera arbitraria, pues existen muchos factores que determinan la línea dentro del tratamiento. Depende de cada caso, es decir, se especifica de manera individual ya que se evalúa si se usa como método compensatorio, de manera compulsiva o como antiestrés. También es importante conocer si existe desnutrición y los valores que se presentan en los estudios de laboratorio, así como, si existe alguna falla a nivel orgánico, nivel de energía y otros indicadores médicos que darán pauta a las recomendaciones. Quizás habrá quienes tengan que buscar ejercicios menos intensos, otros que tengan que parar por completo la actividad física de manera temporal y quienes puedan seguir sin ningún problema.


Así que confía en las recomendaciones que dé el equipo que esté llevando el tratamiento. Sólo asegura que todos, desde su especialidad, sepan de trastornos de la conducta alimentaria.


Elaborado por Tania Rodríguez



Foto de Ketut Subiyanto

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page