top of page

DIARIO DE SOFÍA: Dejemos de buscar culpables




Recuerdo perfectamente el día en que les dije a mis papás que tenía anorexia.

Habían ido con la abuela, me quedé en casa con mi hermana y tuve conductas purgativas que detonaron en una pelea con mi hermana. Ella se enojó mucho y me dijo que les dijera a mis papás o ella les diría.

Cuando llegaron les dije y mi mamá lloró, mi papá no sabía qué hacer o decir.

Al día siguiente a mi papá se le ocurrió ir a reclamarme a mi profesor de gimnasia, pensando que él tenía la culpa de la enfermedad. Me dio de baja en el equipo justo antes de ir a una competencia internacional.

Poco a poco he ido revisando en mi historia que el tca es multifactorial, pero siempre persisten las ganas de culpar a una sola persona o acontecimiento, esperando que el mismo se haga responsable y cambie la realidad.... ¡Ideales!

Parte de asumir que no hay un culpable es asumir la responsabilidad única e intransferible de sanarse por cuenta propia. Es reconocer que sólo está en ti comenzar el camino de la recuperación asumiendo "las cargas" que implica. Nadie hará el tratamiento de recuperación por nosotras. Nadie tomará las terapias por nosotras. Nadie llorará, se enojará, se abrazará por nosotras, sin embargo, he encontrado en el tratamiento el acompañamiento para hacerlo en equipo, para no sentirme devastadamente sola en el proceso. Creo que siempre el recordar que a lado de mi alguien me contiene es alentador y me carga de pila para no desistir, recordar a mis compañeras de grupo me abraza y reconforta.

No hay culpables, habemos responsables que cada grupal nos contamos nuestros procesos y nos acompañamos en la recuperación. No hay soledad en la rehabilitación.


Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page