top of page

Dieta Keto: ¿peligrosa?

Le Bron James, Halle Berry, Kourtney Kardashian...algunos de los muchos famosos que siguen la dieta keto para llegar a sus objetivos. Sin duda alguna, es la dieta del momento y muchos se han sumado para probar los maravillosos resultados que presume.


¿De qué trata realmente?


La dieta Keto se basa en limitar la ingesta de carbohidratos y elevar la ingesta de grasas. Esto significa que se dejan a un lado muchas frutas y verduras, cereales y azúcares durante un periodo largo de tiempo, para comer únicamente alimentos ricos en grasas. De esta manera, el hígado deja de consumir glucosa como forma de energía, para sustituirla por aquella proveniente de los ácidos grasos. “El resultado es la quema de grasa y pérdida de peso relativamente más rápida en comparación con una dieta tradicional” (Somolinos, 2017).


Hasta aquí suena todo muy bien, podría parecer el sueño de todo carnívoro, pero en realidad es más complicada de lo que parece. Se requieren unos complejos planes de alimentación para llegar a los resultados deseados. Además, el cambio de metabolismo produce síntomas de fatiga, función mental menos clara, aumento del hambre, dificultades para dormir, náuseas, estreñimiento o diarrea que podrían durar semanas.


Sin duda se trata de un régimen bastante duro y lo preocupante es que, al final, podría llevar a consecuencias graves en la salud. Por ejemplo:

  1. Su aporte de vitaminas y minerales es muy bajo. Estas sustancias son vitales para la salud, inmunidad y prevención de las enfermedades.

  2. Es fácil desarrollar una obsesión, lo cual podría conllevar a pérdida de masa muscular.

  3. Puede no funcionar, al tiempo que el cuerpo puede desarrollar una resistencia a la insulina.

  4. Puede llevar a riesgos cardiacos, sobre todo para las personas con una enfermedad del corazón.


"Aunque hay algunos estudios pequeños que respaldan los beneficios de la dieta keto, no hay investigación corroborada basada en las evidencias que se haya publicado, y lo más preocupante es que su impacto a largo plazo no está claro" (Cat Taylor, 2017)


Después de esta información es importante que te preguntes, ¿a costa de qué? ¿pesan más los beneficios que las consecuencias en este tipo de dietas? ¿vale la pena arriesgar la salud para obtener la belleza “ideal”?


Elaborado por: María Linares





9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page