top of page

4 cosas que podrían estar afectando la imagen corporal de tu hijo (a)

Actualizado: 14 dic 2022

En la era de las selfies y los filtros en las redes sociales, estamos más inundados que nunca con mensajes sobre cómo deberíamos vernos. Esta exposición puede ser especialmente difícil para los adolescentes; quienes están experimentando grandes cambios en su cuerpo, a la vez que están desarrollando sus propios valores y autoconcepto.


En realidad, la presión por llegar a una imagen ideal puede llevarlos a sentirse insatisfechos con su cuerpo y a involucrarse en conductas alimentarias de riesgo. Por lo tanto, es importante que conozcas lo que está sucediendo y así ofrezcas tu apoyo como padre. La psicóloga e investigadora, Dra. Leslie Heinberg nos muestra cuatro puntos a los cuales poner atención:


  1. Las redes sociales:

Las redes sociales pueden ser muy positivas, pero también pueden ser un espacio de comparación de la propia apariencia con ideales no realistas e imposibles de alcanzar. Tal como nos explica la Dra. Heinberg, cuando alguien publica una selfie, es común que llegue a tomar 15, 30 o incluso 40 fotos y luego escoger la que mejor se vea. Luego todos los demás estarán haciendo comparaciones y pensando: "Ella es tan hermosa" o "Ella es tan delgada, ¿por qué no me veo así?" Por lo tanto, se estarán reforzando expectativas poco realistas que llevan a una insatisfacción corporal.


2. Amigos y compañeros:


Entre los adolescentes, son comunes las burlas y/o criticas sobre la apariencia de los demás y la propia. Esto influye de manera significativa en la forma en que tu hijo (a) piensa sobre su imagen; pues estos comentarios propician la autocrítica, la insatisfacción y la presión por cumplir estándares de belleza para pertenecer.


3. Escuchar constantemente conversaciones negativas sobre el cuerpo.


"¿Me veo gordo (a) con esto?" Puede parecer una pregunta inofensiva, pero escuchar a un padre criticar su propio cuerpo refuerza las creencias del ideal delgado en el hijo. Si por un lado le estás diciendo que es hermoso (a) tal como es, pero por el otro te escucha hablar constantemente sobre tu propio cuerpo, llega a ser un gran mensaje contradictorio que le confundirá.


4. Hormonas y pubertad


La altura, el peso, la composición corporal, las características sexuales; todo cambia a medida que los adolescentes maduran. Estos cambios pueden ser difíciles de aceptar y asimilar, llegando a afectar la imagen corporal y la propia seguridad de tu hijo (a).


Ante esta realidad, es importante que, como padre de familia generes un espacio seguro en el hogar; en el cual se eviten conversaciones sobre la apariencia, se promueva una aceptación sin juicios y se pueda ver lo valioso de cada miembro familiar. ¡Recuerda que el amor propio comienza en casa!


María Linares



11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page