top of page

Lecciones importantes de la vida que muchos aprenden demasiado tarde

Todos queremos ser felices y vivir la vida plenamente. Sin embargo, en esa búsqueda, a veces pasamos por caminos que no nos llevan a nuestro objetivo. Te comparto algunas lecciones importantes que Bernard Marr (2016) nos enseña para encontrar la felicidad:


1. La vida es corta.


La vida es muy corta, por lo que hay que aprovecharla para nuestro crecimiento y bienestar. Si te encuentras en una situación que te ha mantenido triste o enojado(a) por mucho tiempo; da un paso hoy, no importa que sea pequeño, hacia un panorama mejor.


2. Las relaciones interpersonales importan.


Cultivar a los amigos y conocer a nuevas personas es muy valioso. La red de apoyo que formes, será con quien podrás compartir momentos inolvidables y con quien contarás en las situaciones dificiles. Recuerda que, en la vida puedes ir rápido si vas solo, pero sólo con compañía puedes ir más lejos.



3. Sacrificar la salud por la belleza no vale la pena.


Muchas personas basan su felicidad en la belleza; creyendo que, sólo si llegan a su ideal, podrán ser felices. En el camino, suelen tomar medidas que arriesgan su salud y que al final no valen la pena; pues aunque llegan a su meta no encuentran el bienestar anhelado. Por el contrario, se ven atrapadas en gran insatisfacción y problemas de salud.


4. Ninguno de los mejores momentos de tu vida tendrá lugar mirando una pantalla.


En nuestro mundo conectado, es tentador dejar que las pequeñas pantallas dicten nuestro comportamiento. Sin embargo, ninguno de los mejores momentos de tu vida tendrá lugar mirando una pantalla; desconéctate regularmente y experimenta la vida real.


5. Nunca dejes de aprender.


Siempre hay algo nuevo que aprender y mientras más lo busques, más satisfecho(a) estarás de haber invertido en tu mente al conocer algo nuevo.


6. Sal de tu zona de confort.


Si te limitas a hacer solo lo que sabes, o en lo que eres bueno(a), puedes encontrar rápidamente que solo eres bueno(a) en una cosa. Necesitas salir de tu zona de confort para ver hasta dónde puedes llegar.


7. La preocupación no logra nada.


El antídoto para el miedo y la ansiedad es la acción. Si no te mueves hacia dónde quieres llegar por temor a lo que otros piensen de ti o preocupaciones, no lograrás tus objetivos. Sin embargo, si enfrentas tus miedos y tomas medidas, casi siempre encontrarás que no estabas preocupado(a) por nada.


8. El fracaso no es un fin.


Si te rindes cuando fallas, te habrás perdido de todo lo que podrías aprender. En su lugar, mira el fracaso como una oportunidad, como el comienzo de un nuevo viaje. Si lo haces, es mucho más probable que vuelvas a intentarlo y tengas éxito en otra cosa.


Finalmente, recuerda que la felicidad es un viaje y no un destino. Tantas personas se despiden de su felicidad pensando: "seré feliz cuando consiga ese trabajo, cuando pierda peso, cuando tenga novio..." De esta forma, pierden la oportunidad de disfrutar el viaje, arriesgando que, cuando lleguen a su destino no les satisfaga. Vive mejor la felicidad como un hábito y una elección. No importa cuál sea tu situación, si puedes abordarla con una buena actitud, serás más feliz.



Redactado por: María Linares




Comments


bottom of page