top of page

TCA en niños

Con una orientación adecuada sobre los TCA en los niños se puede evitar el progreso de este, e incluso, evitar situaciones graves. Los TCA en los niños surgen normalmente entre los 0-6 años y aproximadamente un 20-30% de los niños presentan síntomas de TCA de los cuales entre el 1% y 5% tienen diagnóstico.


Notar ciertas conductas de los niños puede ayudar a entender la situación en la que se encuentra. Algunas de las conductas alarma son:

  • Rechazo al alimento: puede ser global o selectivo

  • Fijación por los alimentos

  • Rechazo total de alimentos tras eventos desencadenantes

  • Alimentación forzada

  • Náuseas antes de comer


También hay síntomas orgánicos que nos indican una posible aparición de un TCA, como; dolor durante la alimentación, tos, vómitos, aumento o disminución de peso de manera irregular, etc.


Durante el progreso de un TCA intervienen factores genéticos, biológicos, emocionales y ambientales y su interacción positiva o negativa afecta directamente al ciclo de hambre y saciedad del niño. Entender los distintos factores de riesgo y de protección puede ser útiles para influir de manera positiva en los factores que intervienen en el progreso de un TCA.


  • Factores de protección: Estilo de educación asertiva (padres que guían al niño con límites sin llegar a ser controladores y de una manera sensible y afectiva), unión familiar, ambiente afectivo, diálogo, apego, etc.

  • Factores de riesgo: Estilo de educación controlador (guiado por un sentido de control estricto sobre el niño), un estilo de educación permisivo (cuando el niño hace lo que quiere sin ningún límite) y un estilo de educación negligente (cuando no hay responsabilidad por parte de los padres y se olvidan de las necesidades físicas y emocionales del niño), mala relación con la alimentación de la madre o el padre, predisposición genética, ausencia de lactancia materna en los primeros meses de vida, historia familiar de ansiedad o TCA, introducción de alimentos sólidos retrasada, etc.


Por último, les compartimos las clasificaciones de los TCA en infantes, entre las que encontramos:

  • Pica: ingestión constante de sustancias no nutritivas y no alimentarias.

  • Rumiación: se caracteriza por regurgitación repetida de alimentos.

  • Trastorno de evitación/restricción: falta de interés por comer y/o evitar alimentos específicos.


¡No olvides que puedes contactarnos si tienes alguna duda o comentario!



Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page